97% de escoceses decide su futuro (Infografía y Galería)

18 de septiembre de 2014 05:00 AM

32 0

97% de escoceses decide su futuro (Infografía y Galería)

Al menos 4’285.323 nacionalistas y unionistas acudirán a las urnas. La pregunta a responder es: ¿Debería Escocia ser un país independiente?

Llegó finalmente el día crucial para los escoceses. Unos 4,2 millones de electores en Escocia decidirán hoy en las urnas por el futuro de su país, al votar en un histórico referéndum que podría poner fin a 307 años de unión con el Reino Unido.

Según los últimos sondeos de opinión publicados un día previo a la consulta popular, en el Daily Telegraph, el The Scotsman y el Daily Mail, el ‘No’ obtendría el 52% de los votos. En tanto que el ‘Sí’ obtiene el 48%.

De acuerdo a la Comisión Electoral británica, las 5.579 mesas electorales distribuidas en 32 municipios abrirán a las 07:00 hora local y cerrarán a las 22:00.

La jefa del conteo para el referéndum, Mary Pitcaithly, confirmó que el anuncio oficial será entre las 06:30 y 07:30 del viernes, aunque los primeros resultados provisorios se conocerían en la madrugada de ese día. La papeleta del referéndum incluirá la simple pregunta: ‘¿Debería Escocia ser un país independiente? Sí o No’.

La jefa del conteo para el referéndum, Mary Pitcaithly, confirmó que el anuncio oficial será entre las 06:30 y 07:30 del viernes, aunque los primeros resultados provisorios se conocerían en la madrugada de ese día.

En total, 4’285.323 ciudadanos mayores de 16 años se registraron para votar, el 97% del electorado de Escocia. Se trata así del mayor número de votantes en la historia del país.

Según los analistas políticos, la participación del voto superaría el 80%, dependiendo del buen clima en Escocia.

Debido a la geografía del país, que incluye 790 islas agrupadas en las Shetland, las Órcadas, las Hébridas Interiores y las Hébridas Exteriores, se emplearán helicópteros para trasladar urnas de sitios remotos hasta los centros de conteo.

Otras regiones aisladas del país dependerán de botes y ferrys para transportar las urnas selladas.

De triunfar la opción independentista empezará un proceso que en año y medio implicará la desaparición del Reino Unido en su forma actual y el surgimiento de una nueva nación en Europa. Desde el papel de la reina y las fuerzas nucleares, hasta la política migratoria, se verán sometidos a una redefinición.

Previo a la votación, el principal impulsor del referéndum y jefe del gobernante Partido Nacionalista Escocés (SNP), Alex Salmond, hizo un llamado a la población del país para independizarse del Reino Unido. “Los discursos ya casi se terminaron. Las campañas tendrán el derecho de decir sus últimas palabras. Lo que queda somos nosotros, el pueblo que vive y trabaja aquí. Los únicos con el derecho a votar, los que importamos”, afirmó Salmond.

“Este será el momento de mayor empoderamiento que jamás tendremos. El futuro de Escocia, de nuestro país, está en nuestras manos”, agregó.

Por su parte, el primer ministro británico, David Cameron, descartó que vaya a renunciar a su cargo si gana el ‘Sí’ por la independencia. “Mi nombre no está en la papeleta para votar. Lo que dice en la papeleta es ‘¿Debe Escocia seguir siendo parte del Reino Unido, o quiere Escocia separarse del Reino Unido?’. Esa será la única cuestión que será decidida el jueves por la noche. La cuestión acerca de mi futuro será decidida en las próximas elecciones generales británicas (de mayo de 2015)”, afirmó Cameron.

Para el expremier laborista Gordon Brown, que participó de un acto pro-unión en Escocia, “la visión patriótica debe oponerse a la separatista”.

“Escocia no le pertenece al SNP, ni a ningún político, ni a Alex Salmond, le pertenece a todos los escoceses”, dijo Brown, en medio de la campaña pro-unión ‘Mejor juntos’.

Según el expremier laborista, los riesgos por una separación del Reino Unido “son conocidos” e incluyen “el futuro de la moneda, un default, dudas por las reservas, por aumento de precios, unas tasas de interés más altas, la pérdida de empleo y un enorme agujero fiscal provocado por la escasez de reservas de petróleo”. Brown dijo que la campaña pro-unión “no quiere un estado separado, sino más justicia social”.

Una independencia escocesa tendría enormes consecuencias constitucionales, políticas, económicas y sociales para el país, y podría dejar a Escocia fuera de la Unión Europea (UE) y la OTAN, como también enfrentando un éxodo de empresas, inversores y compañías financieras ante las incertidumbres por una nueva moneda y estructura de gobierno, posibilidades que, Salmond considera, “son exageradas”.

En caso de ganar el ‘No’, el Gobierno británico se comprometió a iniciar un rápido proceso de mayor autonomía y poderes para Edimburgo, que a su vez podría llevar a un efecto “dominó” para más independencia en el resto de los países de la UE, Inglaterra, Gales e Irlanda del Norte.

307 años: El tiempo de existencia de la unión entre Escocia e Inglaterra dentro del Reino Unido.

4’285.323: El número de electores registrado para votar hoy, un 97% del total del electorado escocés.

789.024: La cantidad de ciudadanos que ya emitió su voto a través del correo postal.

5.579: El número de mesas electorales distribuido en 32 municipios escoceses.

1603: Fecha desde que Escocia e Inglaterra tienen una misma monarquía luego de que Jacobo VI heredó el trono inglés.

Fuente: telegrafo.com.ec

A la página de categoría

Loading...